Una boda muy “fogosa”

Nuestra tierra, donde nacemos, muchas veces nos define, por eso cuando buscamos algo que nos represente buscamos allí en nuestros orígenes.

Cristina y Ricardo para el día de su boda decidieron buscar en su tierra, en las fiestas que las representan, un reflejo de ellos mismos.

Cristina es valenciana y escogió una fallera muy representativa de la fiesta de Las Fallas para que fuera la galleta que la representara a ella y a su familia.

Ricardo por otro lado es de Palma de Mallorca y allí los correfuegos son una fiesta muy popular, un demonio de los correfuegos fue la figura que lo representa a él y a su tierra.

Ambas fiestas tienen en común el fuego, no sé que tendremos los del mediterráneo que nos gusta quemar cosas jejeje… Así que la cosa quedó muy fogosa.
Este par de galletitas redondas de 7cm de diámetro fueron el recuerdo de boda para sus invitados.

Ya sabéis que yo también soy valenciana, así que hacer este tipo de galletitas me ha traído muy buenos recuerdos.
Os dejo también otras versiones de estas galletitas que hice cuando probaba diseños.