Pintar con rotuladores comestibles

Estos días mientras que estaba trabajando, pensaba en las cosas a tener en cuenta cuando se trabaja en fondant con rotuladores comestibles.

He hecho muchas caras y pintado pequeños detalles, y te das cuenta de que si no tienes en cuenta unas pequeñas cosas puedes liarla parda y dejar una boca de “pitiminí” en una estilo “Carmen de Mairena”. Para nada  queremos eso cuando estamos haciendo caras para unas galletas de novia o en camafeos  jejeje…

Así que en este post voy a dar unas pequeñas recomendaciones que, aunque bastante obvias, a veces las prisas nos hacen olvidarnos de ellas y “la liamos parda” en un trabajo que podría ser perfecto. A todos nos ha pasado alguna vez dejarnos llevar por las prisas  y es que lo mejor es aplicarse el refrán de “vísteme despacio que tengo prisa”, para trabajar con galletas decoradas creo que es el mejor lema para que salga un buen trabajo.

Los rotuladores que uso en Planeta Cookie son los rotuladores comestibles de doble punta Rainbowdust, su precio ronda los 3€ y la verdad es que dan bastante buen resultado. El hecho de poder disponer de dos puntas de distinto grosor (una fina y otra normal) nos da juego para hacer mas detalles.

Gel-e-Pennarelli-image-31-325

Los colores que creo pueden sacarte de muchos apuros a la hora de realizar algunos detalles y sobre todo caras son : el negro, el rojo, el marrón, el azul y el verde.
También venden packs con rotuladores de varios colores, por si eres mas artista de colorear en plan cuadro que de hacer mas detalles con fondant. Esos te viene bien tenerlos en ese caso, yo personalmente sólo uso los rotuladores cuando lo que tengo que hacer es muy pequeño o imposible de realizar en fondant.

Edición 11/09/14: Con mi experiencia tras estos dos años y tras probar nuevas marcas os recomiendo el uso de los rotuladores marca  “Foodoodler” que funcionan perfectamente tanto para el fondant como la glasa. Son de punta fina y en el paquete vienen dos rotuladores negros (que es el que mas usas al final).

rotuladores-foodoodler

Los Rainbowdust a veces dan problemas sobre el fondant porque no sueltan bien la tinta y no pintan. Yo te recomendaría que los usaras para decorar con glasa, porque al tener una superficie mas satinada se deslizan mejor y liberan mejor la tinta. Para decorar sobre esta técnica no dan ningún tipo de problema.

Y ahora unos consejillos:

  • Antes de pintar sobre el fondant o glasa es importante que se haya endurecido. Si intentáis pintar sobre la superficie recién colocada en la galleta, posiblemente os quedéis clavadas con el rotulador como unas ruedas en un barrizal. Así que importantísimo si vais a decorar caras en las que tenéis que hacer ojos, pestañas y bocas; que esté totalmente endurecido.
  • Lo mas recomendable es no pintar hasta el día siguiente, así me aseguro que me voy a deslizar sobre la superficie como si fuera sobre un folio.
  • Pinta con trazos suaves sin presionar en exceso el rotulador. Si aprietas fuerte los trazos te saldrán demasiados gruesos y quedará con un aspecto poco delicado. Si queda poco fuerte el color puedes en ese momento darle otra pasada y quedará mas intenso.
  • Deja secar la galleta al aire libre tras pintarla antes de embolsarla. Así evitaremos que se corran las líneas de dibujo que hemos hecho y se estropee el diseño.
  • Los rotuladores son perfectos para  hacer ojos, sonrisas, para pintar pestañas, para añadir pequeños detalles que no se pueden modelar con fondant… Os pongo algunas fotos de ejemplos de decoración con rotuladores.

 

Pintar caras terroríficas

Pintar caras más dulces

Añadir pequeños detalles como el cable del pinganillo de este Agente Smith

Pintar los ojos y dar expresividad a una mirada con las cejas

O el humo del cigarro de Cruela de Vil

Espero haberte resuelto al menos alguna duda 🙂